DEPORTE. VENCE A LA PEREZA

rocky-balboa-inset-300x199

¿Alguna vez después de hacer deporte os habéis arrepentido de ello? Obviando los días de lesiones, es casi imposible encontrar un “si” como respuesta a esta pregunta

Incluso aun cuando no nos apasione el deporte que hayamos practicado, la sensación del trabajo hecho y de satisfacción suele ser unánime. Entonces ¿por qué ******* no salimos cada día a hacerlo?

Ayy..  ¡ Maldita seas Doña Pereza!

rocky-balboa-inset-300x199

No voy a entrar en este post en los innumerables beneficios que nos genera hacer deporte. Hay miles de páginas creadas justo para ello. Si queréis recordarlos podéis echarle un vistazo, por ejemplo, aquí:

No puedo abolir vuestra sensación de pereza antes de empezar porque ni yo mismo lo consigo a veces. Pero al menos voy a mencionar algunos consejos para tratar de ignorarla:

Para empezar, “just do it” o simplemente hazlo. Este es el acertado eslogan que Nike adoptó como propio. Piensa en que deporte o deportes te gustaría practicar y sal a hacerlo. No necesitas un plan. Si quieres correr sal y corre. Si quieres pedalear coge la bici y empieza ya. Si lo tuyo son los deportes de equipo buscate uno o apuntate a Timpik o alguna de las páginas del estilo. En ellas,  puedes inscribirte fácilmente en los grupos a los que le faltan gente un día determinado para hacer su deporte. No lo dejes para mañana y no pienses que un día no funciona de nada. Se empieza exactamente por ahí, por un día.

Vamos con otros consejos para masacrar la pereza:

Rétate públicamente o cuéntaselo a tus amigos/familiares. Hace poco publiqué en twitter el reto que me he propuesto sobre correr una media maratón antes de fin de año. Esto me ayuda a no dejarme llevar por la pereza.  ¡ Mi palabra está en juego !

Ten todo listo el día antes. Contemplándolo desde cierta distancia temporal solemos estar dispuestos a hacer más de lo que haríamos llegado el momento. Planea qué vas a hacer mañana y tenlo preparado. Si tu objetivo es, por ejemplo, ir a jugar al baloncesto, ten tus botas y balón esperándote en la puerta y asegúrate haber quedado ya a una hora con tus “compis”.
Reduce al mínimo las cosas que hacer llegado el momento para que tu pereza se minimice.

Paso a paso. Empecemos por objetivos pequeños. Proponte retos simples y ve incrementando su dificultad progresivamente. Si tu objetivo el primer día de coger una bici es subir el Angliru acabarás irremediablemente desesperado. Lo verás imposible y desistirás. Debes planificar como construir tu edificio ladrillo a ladrillo. Un primer buen objetivo sería simplemente empezar y probarte. Un segundo buen objetivo es aumentar la distancia recorrida en la siguiente sesión. Y en cada paso debes estar orgulloso y satisfecho pues cada uno de ellos es necesario para llegar a tu objetivo.

– Encuentra  información y consejos ya sea on-line o en libros.  Échale un vistazo a vídeos de los mejores de tu modalidad en youtube. Ayuda a mantener el interés e ir mejorando.

Busca compañeros. Da igual tu grado de fuerza de voluntad, a todos nos ayuda a seguir tener alguien al lado con el mismo objetivo. Si un día te sientes sin ganas el/ell@s te animarán y viceversa. Podéis establecer “piques” o retos entre vosotros, hablar sobre el deporte en cuestión, etc. El simple hecho de quedar ya es suficiente pues te genera un compromiso que no te gustará romper.

– Si a pesar de todo esto alguna vez decaes no te preocupes.. este nunca falla: ¡Ve Rocky! ^^

Para finalizar quiero que veáis este video:

So.. Let’s do it!

Si queréis compartir el post, abajo de Social Share podéis elegir el método.

Os ánimo a añadir consejos o comentéis lo que queráis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *